Las principales características de un emprendedor


Liderazgo, resiliencia, formación financiera y capacidad resolutiva son algunas de las principales características de un emprendedor.

La actividad emprendedora en Chile es fuerte. De hecho, el  de 2021 posicionó al país en el segundo lugar a nivel mundial en lo que se refiere a actividad emprendedora en sus etapas iniciales.

El escenario, a pesar de la crisis sanitaria, es favorable para aquellos que desean concretar y capitalizar sus ideas.

Pero ¿cuáles son las características de un emprendedor?

Si estás considerando implementar un negocio o ya está en marcha, es clave que conozcas los principales atributos y características de un emprendedor para tener éxito en su negocio. 

Liderazgo

Entre todas las cualidades y características de un emprendedor, esta es la más importante. 

Todo proyecto requiere de un buen líder con capacidad de influenciar en su equipo de colaboradores, comunicarles con eficiencia lo que espera de ellos para alcanzar los objetivos estratégicos y motivarlos al máximo para lograr su compromiso.

Capacidad resolutiva 

Se refiere a la capacidad de solucionar inconvenientes o problemas de una manera rápida y eficaz. 

En todo proyecto serio es normal que se presenten continuamente diferentes contingencias, por lo que saber actuar ante los problemas es una cualidad que debes potenciar.

Creatividad

Para emprender no tienes que ser la mente más innovadora y creativa del mundo.

Sin embargo, es importante que cuentes con altas dosis de inspiración y creatividad para simplificar o reinventar procesos y modelos de negocio cuando sea necesario. 

Asertividad

Mostrarse seguro de sí mismo y hacérselo ver a colaboradores, socios, clientes y proveedores, se encuentra entre esas cualidades y características de un emprendedor que le ayudan a enfocarse en sus objetivos, y ejecutar de manera concisa las acciones necesarias para alcanzarlos. 

Capacidad de aprendizaje 

Las empresas no son entes estáticos. Cambian continuamente (sobre todo, en lo que se refiere a la integración de tecnologías), enfrentan retos a diario y se desenvuelven en mercados dinámicos y competitivos. 

Durante todo el ciclo de vida de tu emprendimiento debes tener una buena actitud para aprender de los aciertos y de los errores.

Compromiso

Al iniciar un emprendimiento, asumes la obligación de cumplir los objetivos trazados en el plan de negocios y trabajar a diario para que todo llegue a buen puerto. 

Si no te comprometes sinceramente con ello, ya sea por miedo al fracaso, pereza o cualquier otra razón, simplemente no progresarás.  

Resiliencia y constancia

Si te preguntas cuáles son las habilidades de un emprendedor, la resiliencia y constancia, sin duda, deben ser parte de la respuesta. 

Emprender no es fácil:  señalan que, en Chile, un 97,5% de emprendimientos fracasan antes de los 5 años. 

Para reducir ese riesgo, tienes que trabajar constantemente, con una voluntad inquebrantable, aun cuando los resultados no te acompañen y tengas que realizar largas rutinas aburridas y complejas.

Además, tienes que superar y adaptarte a momentos adversos, con la confianza de que saldrás adelante y lograrás los objetivos trazados. Eso es a lo que llamamos resiliencia. 

Formación financiera y contable 

No debes ser un MBA en la materia, pero sí es importante que te formes al respecto. Una mala gestión de las finanzas y la contabilidad puede llevar rápidamente tu negocio a la quiebra.

Por supuesto, no está de más la formación académica en conocimientos técnicos y habilidades para administrar una empresa. 

Actitud previsora

Esto es muy importante porque te permite evaluar los riesgos que amenazan el emprendimiento y ejecutar las medidas necesarias para reducirlos. Por ejemplo, actuar siempre con base en los datos o contratar seguros para empresas. 

Los , entre los cuales encuentras los de crédito, daños estructurales, responsabilidad civil, maquinaria, incendios, entre otros, son la mejor forma de proteger el patrimonio del negocio.  

 

Queda claro cuáles son las habilidades de un emprendedor. Si crees que las posees y deseas tener tu propio negocio, no dudes en lanzarte a la aventura con todas las medidas necesarias para incrementar las posibilidades de éxito.