4 condiciones de seguridad contra incendios para infraestructura


Conoce algunas de las mejores condiciones de seguridad contra incendios, y protege tu pyme ante un hecho que puede causar importantes daños a tu negocio.

Implementar las condiciones de seguridad contra incendios debe ser una de las prioridades para las pymes. 

De acuerdo con un estudio reciente, el 70% de los incendios estructurales en Chile reportados entre 2010 y 2020 se concentran en tres rubros u ocupaciones: 

  • Industriales.
  • Mercantiles o de comercio (lo que incluye a las pymes).
  • Almacenamiento (bodegas, aparcaderos, etc.).

El porcentaje restante se distribuye entre otras ocupaciones como las residenciales, de reunión pública, educativas, médicas, cárceles, entre otras. 

Incendios: medidas de seguridad para evitarlos en tu pyme

El riesgo, lamentablemente, está presente en todas partes y los daños tanto materiales -económicos- como humanos pueden ser catastróficos. 

Para reducirlo, debes contar con medidas y condiciones de seguridad contra incendios: 

1. Diseña un Plan de Prevención 

Sin duda, se trata de una de las más importantes condiciones de seguridad contra incendios. 

Usualmente,  son provocados por las personas, no de manera intencional, sino por negligencias o malas prácticas. 

De ahí la importancia de un Plan de Prevención basado en un análisis de riesgo y en la .

Este plan establece diferentes medidas, como capacitación continua a los trabajadores, señalización de áreas en las que se prohíbe fumar y mantenimientos preventivos de instalaciones de gas, eléctricas y otras que puedan generar combustión.

2. Implementa los medios de prevención y extinción necesarios

La prevención de incendios abarca la implementación de medios pasivos y activos. 

Los primeros hacen referencia a la construcción y diseño de salidas de emergencia, pasillos anchos y los denominados “sectores de fuego” que, en caso de siniestro, aíslan las zonas incendiadas para tratar de detener la propagación de las llamas. 

En lo que respecta a los medios de seguridad activos encuentras las instalaciones y dispositivos orientados a alertar y a apagar el fuego, como los detectores de humo, la señalización obligatoria de las salidas de emergencia, los extintores, puntos de encuentro en el exterior y alarmas contra incendios. 

Estas medidas de seguridad las puedes complementar con simulacros periódicos para que todos los trabajadores sepan cómo actuar frente a una emergencia.

3. Mantenimiento de sistemas de protección y prevención contra incendios 

Es una medida preventiva, pero dada su importancia vale la pena tratarla por aparte. 

De nada sirve que implementes un plan de prevención y sistemas de seguridad pasivos y activos si estos se encuentran en malas condiciones. El mantenimiento periódico es el único que garantizará su correcto funcionamiento. 

Cabe señalar que este mantenimiento tiene que ser realizado por empresas certificadas, que de hecho deberían contratar un seguro de responsabilidad civil profesional que garantice cobertura en caso de siniestro causado por falla en alguno de los equipos o sistemas intervenidos por ellos.

4. Contrata un seguro de incendio para empresas   

Por más que tus medidas de seguridad y prevención funcionen, el riesgo de incendio continúa presente y nadie está exento de padecerlo. 

De hecho, la experiencia siniestral general también identifica como causales de incendio comunes la propagación de llamas de edificaciones aledañas y la ignición intencional de parte de terceros. 

En ese sentido, lo más prudente es que contrates un  para empresas, que te proteja financieramente ante estas eventualidades, incluso cuando son originados por terceros por eventos de la naturaleza, actos políticos u otras causas. 

Así, en caso de siniestro el impacto económico para tu negocio será el mínimo. 

En este punto, cabe señalar el caso de las bodegas subarrendadas. Cuando hay un incendio, el arrendador debe responder al propietario con indemnizaciones considerables que, sumadas a la mercadería, equipos y demás activos quemados puede suponer un descalabro financiero. 

De cualquier manera, considera que incendios, medidas de seguridad y prevención no se llevan bien. Trabaja con cuidado y tal vez nunca tengas que padecer los estragos de un evento como este.